La Mejor Estrategia de Escritura

Photo by Judit Peter on Pexels.com

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6: 33

Creo que fue en febrero de este año (2021) que me reuní (virtualmente) con un grupo pequeño de escritores del Señor -aunque deseaba como siempre que se hubieran unido unos cuantos más. Noté que había mucho interés en que uno de ellos compartiera sus estrategias para mantener una disciplina de escritura que le ha permitido escribir y publicar ya dos libros extensos y uno que va en camino. Todos queríamos saber el secreto de su éxito.

Recuerdo que yo quería terminar de expresar unas ideas que había comenzado y, por tal razón, se vieron obligados a repetir la pregunta alrededor de tres veces. Lo que realmente les interesaba era que él se las contestara y puedo entender por qué: lucho día a día para mantener esa disciplina.

Por temporadas, me siento productiva y, de repente, me entra el desánimo o me detengo porque siento que he llegado a una calle sin salida, sin tener idea qué camino debo tomar para continuar o me siento agotada.

Cuando finalmente hice silencio para que nos diera la tan esperada respuesta, nos dijo algo así: «Me levanto temprano en la mañana a buscar el rostro del Señor porque para escribir dependo totalmente de Su gracia; de lo contrario, no podría».

A mí casi se me sale la quijada de sitio porque la verdad es que no esperaba esa respuesta. Creo que todas nos quedamos con la boca abierta y en silencio porque -al menos yo- tenía preparada la libreta y el bolígrafo para anotar cada paso de su rutina de escritura. Quedé así, aun cuando sé, y hasta he escrito sobre ello, que Él es la fuente inagotable de vida y que no se trata de nuestro talento ni de nuestra sabiduría, sino de Él y de sus propósitos.

No solo lo necesitaremos para comenzar a escribir y para mantenernos escribiendo; sino para que nos indique sobre qué escribiremos, cómo lo escribiremos, a quiénes les escribiremos, con qué propósitos…

Y él lo dijo así, tan sencillo, tan tranquilo y, honestamente, tan espiritual que tuve que dialogar seriamente con el Señor, pedir perdón por todas las veces que intento escribir en mis fuerzas e inteligencia como si no necesitara de Él. Claro, su intención no era mostrarse así. Luego me confesó lo difícil que se le hace a veces acudir a su cita con el Señor.

Al menos yo, en ocasiones, cuando me he visto entre la espada y la pared, comienzo a darle detalles una y otra vez de mi “gran problema”, de mi “writer’s block” al Señor; pero… ¡cómo no voy a quedar seca si no me he mantenido bebiendo de la Fuente!

Y así es como Él me recibe nuevamente: se sienta conmigo, primero a hacerme entender -con tanto amor- que Él disfruta de mi presencia, que quiere pasársela conmigo. También, me hace entender y experimentar lo bien que se está en Su Presencia, lo bueno que estar con Él.

Luego, se encarga de limpiarme una vez más, de sanarme, de corregirme, de ponerme de pie, de afirmarme sobre mis pies, de darme la justa perspectiva de las cosas, de restaurar el gozo, la paz, los deseos de continuar.

Entonces, acepto una vez más la encomienda sabiendo que Él siempre está deseoso de guiarme, de ayudarme, de hacer provisión. A fin de cuentas, se trata de Su libro y no del mío.

¡Qué alegría y qué susto me da cuando vuelvo a entenderlo otra vez porque no lo merezco!

El texto bíblico que nos anima a no afanarnos se refiere a todos los aspectos de nuestra vida, a los espiritualescy a los naturales, incluyendo la tarea de escribir:

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal

Mateo 6: 34

Oración:
Le pido al Padre, en el nombre de Jesús, que desate su paz sobre sus escogidos a escribir. Que no nos falten Sus instrucciones, su sabiduría, su iluminación e inspiración divina. Que recurramos siempre a Él para encontrar la mejor estrategia de escritura. Amén.


Si somos escritores ordenados en el reino de los Cielos, la mejor estrategia para escribir es buscar primeramente el reino de Dios.


Escritores de Dios: Artesanos del Amor

Publicado por Yazmín Díaz

Editora, Autora Independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: