Página de inicio

Photo by Gabby K on Pexels.com

UN ARTESANO DEL AMOR

Quien haya recibido el llamado para ser un escritor del Señor, lo que ha recibido es un llamado a convertirse en un artesano de Su amor.

Escribir es un acto de amor así como lo es el del escultor que talla paciente y laboriosamente su obra.

Como el del pintor que fija sus ojos en el lienzo y, en lo que pareciera una visión, aprecia y distingue los colores de una forma única sin siquiera haberle dado una sola pincelada.

Es un acto de amor como el del compositor que escucha la armonía y la intensidad de los sonidos de su pieza sin siquiera haberla creado.

Y en ese dar amor, se desprende generosamente de sí mismo, de aquello que le dio el Artífice Mayor.

Del libro Escritores de Dios: Artesanos del Amor, Yazmín Díaz

«Todo lo que Dios creó es bueno y todo con propósitos divinos que siguen teniendo vigencia en este tiempo en el que nos ha tocado vivir y los tendrán siempre. De la misma manera, nuestras creaciones deben ser buenas y deben tener propósitos divinos.»

A %d blogueros les gusta esto: